jueves, 24 de enero de 2008

LA MUJER


Al mirar el espejo se detuvo
y como en un racconto de la vida
pensó que La Mujer, tan mal querida
era Razón Total, en este mundo.

Blancas sus canas acariciò después
lentamente el teclado de aquel piano
mimando lentamente un son cubano,
observando la copa de escocès…

Rememoró blancas arenas de la playa
evocando a su madre encanecida,
y la pureza de su alma dolorida,
y la belleza de su mujer amada.

Con muy suaves arpegios, y en menores,
compadeció a los hombres, ignorantes
que ven a las mujeres, arrogantes
como si fueran seres inferiores.

Terminó el escocés, y con ternura,
emprolijó su ropa, cerrò el piano
y acariciando a su esposa con sus manos
la llevó hasta el jardín, gozando su hermosura
.

5 comentarios:

Ella dijo...

He de leerte todos los días, creo.
Admirable.
Lindo lindo, hondo.
Los poetas latinos tienen una voz tan agria pero a la vez me endulzan cada palabra que callo.
Abrazo.
(pastillasdesol)

Geraldine Eliana dijo...

Hola, te cuento que soy de Ramos Mejia, hace poquitos dias abri mi blog personal para compartir mis pensamientos con otras personas, espero me visites y si quieres intercambiamos links, llegue a tu blog atraves de google, muchos éxitos
www.elianadice.blogspot.com

Ro dijo...

Tordito de mi alma, mirá que suerte tuve que de casualidad encontré este rincón precioso!
Que poemazo! cuanta ternura mi amigo, en esa imagen de la última estrofa, me parece verte, tomando de la cintura a tu jermu, con toda la ternura que te caracteriza. Feliz de estar acá.
Un besote.
Roxana.

María Jimena Gatica dijo...

Hola ! No sé cómo llegué aquí, simplemente llegué. Y no existen casualidades sino causalidades. Dejo mi huella. Seguiré leyendo tus hermosas letras que gratifican el alma.

Besitos,

Jime

Palbo dijo...

¿Qué es la inspiración? ¿Existe? ¿Tiene algo que ver con la Infinita Paciencia? ¿Why am I really here? ¿Quién es usted? ¿Puedo meterme en su vida?