martes, 19 de julio de 2011

UN AMIGAZO APARCERO

A mi amigo José Luis Remualdi Cavallero

Nos conocimos de noche, rejucilando muy fiero

y chamuyamos un rato, por el bleca de un teléfono…

que nos gustaba versear, que el Tetrabrick no es veneno,

y que el Congreso y mi casa, velay! no estaban tan lejos.

La seguimos parloteando, haciendo parafraseos

y la contienda era culta, como probando los fierros…

y siguió sin darnos cuenta, que era un lujo el entrevero,

y que sigue todavía, con firuletes modernos.

Intercambiamos humor, y bretes malos y estrechos

y esa “Clase” rioplatense, nos embadurnaba el cuero,

expresándonos igual, ¡Si parecemos gemelos!

Seis años con la Inspirancia… y sin atisbos fuleros

Aunque no lo puedan creer…por fotos nos conocemos,

pero se habla con el alma, que es con lo que estamos hechos…

yo ya viejo y mi mujer, caminamos si podemos…

mi aparcero con su tribu, señales de humo dende lejos…

Qué hermosa que es la Amistad, qué sabrán estos pendejos

que sin birra, coca y fasos, se puede volar tan alto

por donde vuelan los hombres, que pueden darnos consejos…

y ser Gomías del Alma, al toque ó estando lejos..!

Julio César Tagle viernes 15 de julio de 2011